Trump despide al director de ciberseguridad por rechazar las acusaciones de fraude electoral

Los funcionarios de la Administración Trump han estado en la mira del presidente estadounidense tras la derrota electoral. Esta vez ha sido el turno de Christopher Krebs, al mando de la Agencia de Ciberseguridad, de ser notificado vía Twitter de su despido. Krebs cometió el error de oponerse a la postura de la Casa Blanca y certificar la integridad de las elecciones del pasado 3 de noviembre.

Trump sostiene su negativa a conceder la victoria a Joe Biden habiendo pasado 15 días de la fecha de los comicios y más de una semana desde que se confirmara el resultado. No obstante, el Partido Republicano ha amparado al presidente dado que tienen la mirada puesta en la segunda vuelta de las elecciones legislativas de Georgia. Éstas se celebrarán en enero próximo y están en juego dos escaños del Senado. El resultado en el Estado que Biden logró arrebatar a los republicanos y “pintarlo de azul” por primera vez desde 1992, determinará qué partido se queda con la mayoría en la Cámara alta de Capitol Hill.

El temor de los cuadros republicanos no es injustificado. Donald Trump no dudó en remover de sus cargos a aquellos funcionarios a quienes considera desleales. El cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos pretende demostrar que él es quien sigue al mando hasta el 20 de enero próximo. Así, el 9 de noviembre Mark Esper, secretario de Defensa, fue el primero en ser despedido. Paralelamente, el equipo de Trump ha tenido que acatar la orden de bloquear el proceso de transición entre administraciones.

En el caso de Cristopher Krebs, antiguo ejecutivo de Microsoft, emitió comunicados negando las acusaciones del presidente sobre el voto de personas fallecidas y las fallas en las máquinas que, según Trump, habrían cambiado los votos para el republicano por Biden. Asimismo, la Agencia de Ciberseguridad aseguró a las autoridades federales y estatales que éstas fueron las elecciones más seguras de la historia. La postura de Krebs se apoya, también, en un informe redactado por decenas de expertos en seguridad electoral que han negado la existencia de evidencia que pueda indicar que hubo fraude en la votación y/o en el conteo de votos.

Desde el ala demócrata las críticas contra el presidente saliente no han cesado. El despido de Krebs como resultado de su defensa del proceso democrático se suma a la extensa lista de controversias que ha acumulado Donald Trump en sus cuatro años en la Casa Blanca.

Más Noticias
Cargar más