Chad: Muere el presidente en un combate contra fuerzas rebeldes un día después de ser reelecto

Idriss Déby falleció en la jornada del martes tras ser herido de gravedad mientras combatía contra un grupo armado rebelde en el norte de Chad. El presidente y jefe supremo de los Ejércitos acababa de ser reelecto para un sexto mandato con el 79,32% de los votos. El país africano ha estado asediado por los conflictos desde su independencia en 1960. El mismo Déby llegó al poder al frente de una rebelión hace tres décadas. Su perfil autoritario y un ejército experimentado lo convirtieron en un aliado clave de Occidente en la lucha contra el yihadismo en el Sahel.

Tras su fallecimiento, el presidente fue reemplazado por un consejo militar dirigido por el general Mahamat Idriss Déby Itno, uno de sus hijos. El nuevo mandatario, de 37 años, lideraba la Guardia Presidencial. La junta militar, compuesta de 15 miembros, ha establecido un período de transición de 18 meses. Mientras tanto, la Constitución ha sido suspendida, y el Parlamento y el Gobierno disueltos. Pasado el año y medio se celebrarán elecciones libres, democráticas y transparentes, según declararon los miembros del consejo.

Dada la fragmentación de la oposición y la represión contra manifestaciones en demanda de una alternancia pacífica en el poder, la vía electoral estuvo virtualmente cerrada para un cambio de régimen en las elecciones del 11 de abril. De este modo, la amenaza central contra el poder de Déby consistía en los levantamientos en el norte y oeste del país. El último de éstos comenzó el mismo día de la votación, cuando el Frente para la Alternancia y la Concordia de Chad (FACT), apoyado por la Unión de Fuerzas de la Resistencia (UFR), perpetró ataques en la región de Kanem desde sus bases en el sur de Libia. En 2008 y 2019, Déby logró ahogar las rebeliones de los mismos grupos con ayuda de las Fuerzas Armadas francesas.

El respaldo de París al Gobierno chadiano se apoya en la relevancia del país africano en la operación militar Barkhane, que Francia lleva adelante contra el yihadismo en la región del Sahel. Yamena, la capital de Chad, es sede del cuartel general de la operación que se extiende a Níger, Malí y Burkina Faso. Asimismo, Chad contribuye a la lucha contra los yihadistas de Boko Haram y el Estado Islámico de África Occidental (ISWA) en los alrededores del lago Chad.

La amenaza permanente del terrorismo, las rebeliones internas y los conflictos en países vecinos han contribuido al robustecimiento del Ejército chadiano. Los fondos destinados a las Fuerzas Armadas provienen en su mayoría de las ganancias de la explotación petrolífera que desarrollan un número de empresas chinas desde hace 20 años.

Más Noticias
Cargar más