Biden pone a Estados Unidos a la cabeza de la lucha contra el cambio climático

La cumbre de líderes sobre cambio climático se celebró de manera virtual en el día de ayer -día de la Tierra-. Cuarenta jefes de Estado y de Gobierno participaron de la reunión impulsada por las Naciones Unidas. El presidente estadounidense, Joe Biden, se comprometió a que su país logre la neutralidad de emisiones en el año 2050.

El compromiso asumido por Washington implica la reducción de las emisiones netas de gases de efecto invernadero en hasta un 52% en los próximos nueve años y la suspensión de la producción de dióxido de carbono por parte de la industria de energía eléctrica para 2035. A su vez, Biden y su vicepresidente, Kamala Harris, han puesto el foco de la lucha contra el cambio climático en su impacto sobre el trabajo y el desempleo. Ambos consideran que la tarea medioambiental que su país se ha propuesto asumir no es tan sólo una obligación moral, sino también una oportunidad y una obligación económica.

Estados Unidos es el segundo emisor de gases de efecto invernadero del planeta, sólo detrás de China. La mayor parte de sus emisiones de dióxido de carbono están vinculadas al transporte (29%), la generación de electricidad (25%) y la industria (23%). Entre éstos, la industria de los combustibles fósiles es la que tiene mayor poder e influencia sobre la política estadounidense.

Por su parte, el presidente chino, Xi Jinping, dedicó su alocución a abordar la necesidad de responsabilidades comunes pero diferenciadas en la lucha climática. En este sentido, Pekín insiste en que China no puede ser equiparada a los países desarrollados en lo que respecta a los recortes de emisiones. Es por ello que el líder del gigante asiático ha planteado que sólo se alcanzará la neutralidad de carbono en 2060.

Japón, Canadá y Argentina, entre otros, también anunciaron planes de recorte de emisiones de carbono en línea con los objetivos del Acuerdo de París. No obstante, los planes anunciados a nivel global no alcanzarán a cumplir con lo estipulado en el texto acordado en la capital francesa. El objetivo de máxima del acuerdo contemplaba la neutralidad de las emisiones planetarias para 2050.

Más Noticias
Cargar más