Israel bombardea Gaza en respuesta al lanzamiento de proyectiles de Hamás

Desde 2014, Jerusalén no oía las sirenas antibombardeo. Este lunes, éstas volvieron a sonar. El brazo armado del movimiento islamista, Hamás, disparó siete cohetes contra la ciudad y el centro de Israel. El Ejército israelí respondió bombardeando posiciones de la agrupación en la franja de Gaza. Al menos 24 personas resultaron víctimas fatales, entre ellas nueve niños. Se trata de la extensión del conflicto que comenzó con enfrentamientos entre palestinos y la policía de Israel en la mezquita de Al Aqsa.

Cientos de palestinos fueron heridos en la Explanada de las Mezquitas antes de la celebración del día de Jerusalén. A ello se suman los más de 60 heridos producto de los bombardeos en Gaza. En Israel, uno de los proyectiles lanzados por Hamás fue interceptado con un escudo defensivo antimisiles, provocando explosiones en las cercanías de Jerusalén. Los demás también cayeron en las afueras de la ciudad, impactando en distintos descampados. A su vez, el Parlamento fue evacuado de forma precautoria.

El movimiento islamista había comunicado que procedería a actuar en represalia por la violencia sufrida por el pueblo palestino en la Ciudad Vieja si las fuerzas de seguridad israelíes no se retiraban de Al Aqsa, tercer sitio sagrado del Islam. Una vez disparados los cohetes, el Ejército israelí ofreció una conferencia de prensa en la que confirmó el lanzamiento de una ofensiva contra las bases de Hamás en Gaza. El portavoz castrense aseguró que el operativo podría extenderse durante días.

Miles de nacionalistas y colonos israelíes marcharon en la jornada de ayer conmemorando la ocupación del lado oriental de Jerusalén en 1967. El recorrido por el barrio musulmán fue prohibido por la policía y la marcha fue redirigida a través de los barrios cristiano y armenio. No obstante, cuando se activaron las alarmas ante la inminencia del bombardeo, las autoridades locales cancelaron la marcha.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunió a fin de abordar la creciente violencia en la Ciudad Santa. Además, Washington ha instado al Gobierno de Netanyahu a tomar las medidas necesarias para fomentar una desescalada. El resto de la comunidad internacional no se ha involucrado en los hechos.

Más Noticias
Cargar más