Estados Unidos acusa a un grupo de hackers por el ataque a una red de oleoductos

El FBI confirmó que el grupo Darkside es responsable del ciberataque sufrido por Colonial, una de las mayores redes de oleoductos del país. El asalto informático afectó al abastecimiento de crudo. La Casa Blanca asegura que no hay pruebas de que Rusia se encuentre detrás del asalto informático y, por lo tanto, no habría razón para suspender el encuentro con Vladimir Putin previsto para junio.

La red Colonial abastece desde Houston, Texas, a los grandes centros de población del este y el sur de Estados Unidos, incluida la ciudad de Nueva York. Asimismo, el suministro por parte de la red significa casi el 50% del transporte de combustible en la costa este. En Washington confían que la compañía pueda normalizar sus operaciones hacia el final de la semana.

El FBI, la Casa Blanca, la Agencia de Seguridad Nacional y los Departamentos de Defensa, Transportes y Energía trabajan en conjunto para que la interrupción del suministro sea lo más corta posible. La reducción del aprovisionamiento de energía propició un aumento del precio de los combustibles en una fecha que ya mueve al alza los precios del gasoil y la nafta -el día de conmemoración de los caídos, Memorial Day, es a finales de mayo-.

De acuerdo con la investigación, la red Darkside opera desde Europa del Este y pudo acceder a 100 gigabytes de información de Colonial. Luego del ciberataque, los hackers ofrecieron una petición de rescate para que la empresa recuperara el acceso a sus datos. El hackeo a la red de oleoductos ocurre a pocos días de que Joe Biden de a conocer una nueva normativa con el objetivo de fortalecer la ciberseguridad de las agencias federales y de las empresas subcontratadas por el Estado. El anuncio, previsto para esta semana, pretende establecer los lineamientos de ciberdefensa del país.

Más Noticias
Cargar más