Maduro acepta reunirse con Guaidó con la mediación de la UE y Noruega

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció que está dispuesto a reunirse con Juan Guaidó, autoproclamado presidente interino de Venezuela en 2019, y con el resto de la oposición venezolana. Así, podrán trabajar en pos de una salida negociada de la crisis que atraviesa el país hace años. No obstante, el líder chavista condicionó su voluntad de diálogo a la supervisión por parte de la Unión Europea, Noruega y el Grupo de Contacto integrado por países europeos y latinoamericanos.

El anuncio no debería sorprender, hace semanas que el Gobierno venezolano viene haciendo concesiones a las demandas de la oposición. Las concesiones hasta ahora están vinculadas a los derechos humanos, la crisis humanitaria y la transparencia en la elección del árbitro electoral. La moderación en la postura oficialista en estas áreas busca reducir la presión de las sanciones internacionales impuestas sobre Venezuela.

En la oposición, las reacciones ante el anuncio se limitaron al escepticismo. Los sectores más radicales, con María Corina Machado al frente, alertaron que sólo se trata de una maniobra del oficialismo para afianzarse en el poder. En general, la expectativa respecto al interés de Maduro en negociar una transición es moderada.

Por su parte, Diosdado Cabello -uno de los hombres más cercanos al presidente-, declaró que el oficialismo no negociará nada que socave la “Revolución Bolivariana”. A su vez, planteó que la Constitución venezolana establece que las próximas elecciones presidenciales deben celebrarse en 2024.

¿Será tan sólo una estrategia de distracción apuntada a ganar tiempo y minimizar los daños generados por las acusaciones que pesan sobre el Gobierno? ¿La oposición venezolana podrá encontrar una forma de aprovechar la oportunidad en favor de la ciudadanía?

Más Noticias
Cargar más