China cambia su política de natalidad y permite que las parejas casadas tengan tres hijos

El Gobierno de Xi Jinping anunció que cualquier familia está habilitada a tener un tercer hijo. Se trata de la segunda reforma de la política de hijo único en cinco años. En 2016, Pekín había habilitado a las parejas casadas a tener dos hijos. La medida busca revertir la crisis demográfica que atraviesa al país que cuenta con una elevada tasa de envejecimiento.

La decisión del Politburó del Partido Comunista de China implica, a su vez, otras medidas que apoyen la nueva política de natalidad. Se espera que incentivando el aumento de la población, el gigante asiático pueda mantener sus ventajas asociadas al dividendo demográfico. La profundización del giro hacia el fomento de la natalidad responde en gran medida a los datos del censo nacional conocidos este mes.

De acuerdo con el censo, China superó los 1.411 millones de habitantes. No obstante, la tasa de crecimiento poblacional es la más baja desde la imposición de la política de hijo único hace cuarenta años. Además, los menores de 14 años representan casi el 18% de la población, un punto menos que hace diez años. La reforma de 2016 generó inmediatamente un aumento de los nacimientos pero desde entonces, la tendencia ha recuperado su ritmo descendente. En el último año el índice de fertilidad se situó en 1,3 hijos por mujer.

En contrapartida, el número de personas mayores aumenta constantemente. En 2020 la población mayor de 60 años representó el 18,7% de la población total mientras que hace una década tan sólo constituían el 13%. Asimismo, el porcentaje de chinos que integran la población económicamente activa alcanzó el 63,35% en el último año. Esta cifra representa una caída de siete puntos en diez años.

La situación demográfica amenaza con socavar las ventajas comparativas del país asociadas a la abundante mano de obra y los bajos salarios. En este sentido, la nueva política de natalidad podrá contribuir a morigerar el impacto del envejecimiento poblacional pero ésta deberá ir acompañada del fortalecimiento del sistema de seguridad social y de la adaptación de la economía y la infraestructura a una población predominantemente mayor.

Más Noticias
Cargar más