La UE amenaza con sanciones económicas a Hungría por la deriva homófoba

El Parlamento Europeo instó a Ursula Von der Leyen, quien preside la Comisión Europea, a recortar los fondos multimillonarios que se destinan a Hungría anualmente. La funcionaria se comprometió a utilizar todos los medios a su disposición para forzar al Gobierno de Viktor Orbán a modificar una ley aprobada recientemente. Ésta regula la protección de la infancia e iguala la homosexualidad con la pedofilia. Para las autoridades comunitarias, la ley discrimina a las personas de acuerdo a su orientación sexual en lugar de proteger a la infancia, interés que consideran legítimo.

Durante el pleno del Parlamento Europeo celebrado ayer, Von der Leyen detalló cada uno de los instrumentos con los que cuenta para sancionar a Budapest. Las medidas no solo apuntan a la ley considerada homófoba, sino también al deterioro general del Estado de derecho. Además de denunciar al Gobierno de Orbán ante el Tribunal de Justicia comunitario, la Comisión Europea podría aplicar medidas legales para limitar los flujos financieros europeos hacia Hungría. Los fondos comunitarios son una fuente esencial de la política económica húngara. Entre 2014 y 2020, el país recibió alrededor de 6.000 millones de euros anuales en concepto de fondos estructurales por parte de Bruselas.

La deriva homófoba y el aumento de la corrupción condicionan el acceso de Hungría al fondo de recuperación aprobado por la UE para salir de la crisis causada por la pandemia. En el marco de dicho proyecto, Budapest recibiría 7.000 millones de euros además de los 22.550 millones en concepto de fondos estructurales y 11.900 millones de fondos agrícolas durante el período 2021-2027. En su alocución, Von der Leyen remarcó que los planes nacionales de recuperación aprobados por el bloque contemplan un sistema de control y vigilancia sobre el destino de los fondos. Asimismo, es posible recortar las ayudas de Bruselas en caso de deficiencias en la aplicación de medidas contra la corrupción y la lucha contra el fraude.

En el Parlamento Europeo la presión contra el Gobierno húngaro por los derechos de la comunidad LGBTI se hizo evidente. Los principales grupos de la eurocámara instaron a la Comisión a proceder inmediatamente con la suspensión del flujo de fondos. Se espera que hoy sea aprobada una resolución que formalice el pedido de activación inmediata del reglamento de condicionalidad. Éste daría lugar a la suspensión de los fondos y el aplazamiento de la aprobación de los presupuestos húngaros para el período 2021-2027.

Más Noticias
Cargar más