Una ola de protestas golpea a Cuba por primera vez desde los años noventa

Miles de personas han tomado las calles en todo el país caribeño para protestar contra el Ejecutivo. Se trata de las mayores manifestaciones desde el maleconazo de 1994, cuando cientos de cubanos salieron a la calle por la precaria situación económica. Este domingo, los gritos de “libertad” y “abajo la dictadura” volvieron a resonar en las calles cubanas.

Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, declaró en televisión que la política de embargo impuesta por Estados Unidos es la culpable del debilitamiento de la economía insular. Asimismo, el mandatario denunció que las manifestaciones están impulsadas por contrarrevolucionarios y mercenarios financiados por Washington. Finalmente, Díaz-Canel advirtió que no se permitirán provocaciones e instó a sus seguidores a combatir las protestas.

El pueblo de San Antonio de los Baños en La Habana fue el epicentro de las protestas. Allí, un centenar de personas salió a protestar por los apagones de electricidad y a exigir que las autoridades administren vacunas contra el Covid-19. Las manifestaciones se difundieron por Facebook rápidamente. De este modo, más protestas se convocaron a través de las redes.

En paralelo, las contramanifestaciones se extendieron tras el llamamiento del presidente. Éste se trasladó a San Antonio de los Baños, donde habló con los presentes sobre las dificultades que enfrenta el Gobierno para sobreponerse a la situación epidemiológica. En las últimas semanas los casos de coronavirus han aumentado de forma exponencial.

Las protestas, que en algunos lugares implicaron disturbios, dejaron como saldo cientos de detenidos. Preocupados por las manifestaciones, las autoridades exigieron a la televisión cubana que emitiera programación favorable a la revolución. Además, durante la noche se desplegó un operativo policial en las zonas más conflictivas de la capital.

Más Noticias
Cargar más