La crisis cubana toma la agenda en América Latina

Por primera vez desde 1994 se desataron protestas en más de 50 ciudades, bajo gritos de “libertad” y “abajo la dictadura”. La crisis sanitaria y económica exacerbó una sensación de rechazo en buena parte de la sociedad, que decidió salir a manifestarse. El desabastecimiento de ciertos productos, la falta de electricidad y los cortes de internet son hoy algunas de las dificultades que atraviesa la población.

El gobierno, por su parte, culpa a Estados Unidos por la situación, aduciendo que el embargo al que la isla está sometido desde hace décadas, varias veces condenado por Naciones Unidas, impide el desarrollo de la isla.

En el medio, la discusión por los derechos humanos. Los países de la región se debaten entre los que condenan fuertemente al régimen, y los que explícita o implícitamente prefieren ser más cautos.

¿Es posible pensar en cambios profundos en la isla, a partir de estas manifestaciones? ¿O el régimen logrará controlar la situación sin mayores consecuencias? ¿Qué actitud tomará la comunidad internacional respecto del tema de los derechos humanos en la isla?

Más Noticias
Cargar más