Castillo nombra a un homófobo como primer ministro

Perú se encamina hacia la primera crisis de Gobierno de Pedro Castillo. El nombramiento como primer ministro de Guido Bellido, un radical conocido por sus declaraciones homófobas y sin experiencia en gestión pública, obstaculiza la conformación del nuevo gabinete. El Presidente peruano lleva muy pocos días en el cargo.

Pedro Francke, quien hasta ahora se había desempeñado como gurú económico de Castillo, renunció a la propuesta de nombramiento como ministro de Economía. Francke fue quien consiguió enviar un mensaje de sensatez y calma a los mercados. A su vez, se reunió con empresarios y embajadores para asegurarles que el nuevo Gobierno respetaría la propiedad privada.

Durante la campaña Castillo declaró que Vladimir Cerrón, líder de Perú Libre, no integraría su Gobierno ni tendría influencia en su gabinete. Sin embargo, Bellido es uno de los miembros del círculo más cercano a Cerrón. De este modo, difícilmente el político que ofreció su partido a Castillo para que fuera candidato será ajeno a las decisiones del Gobierno. En este contexto, el ala más moderada del equipo de asesores del presidente se ha sentido traicionada.

Ante el malestar despertado por el presidente, la ceremonia de jura del gabinete que estaba programada para la noche de ayer se demoró algunas horas. Aunque un número de ministros juraron sus cargos, las carteras de Justicia y Economía han quedado vacantes. La ley peruana exige que el Congreso ratifique la designación del gabinete. Se espera que dicho proceso también se vea dificultado por la presencia de Bellido. En caso de no conseguir una mayoría simple en el Legislativo, Castillo se vería obligado a proponer un candidato alternativo.

Más Noticias
Cargar más