Una atleta olímpica bielorrusa pide asilo a Polonia

Krystsina Tsimanouskaya denunció haber recibido amenazas por parte del Comité Olímpico de Bielorrusia. La atleta declaró que teme sufrir represalias a su regreso al país. Es por ello que acudió a la Embajada de Polonia en Tokio para solicitar un visado humanitario.

Tsimanouskaya, criticó al Comité Olímpico de su país durante los Juegos Olímpicos que se celebran en la capital de Japón. La bielorrusa de 24 años aseguró que trataron de repatriarla por la fuerza a Minsk debido a sus comentarios. En consecuencia, se vio obligada a pedir ayuda. Hoy, la Embajada polaca le otorgó asilo. Asimismo, el Gobierno de Varsovia le garantizó una visa humanitaria para que pueda exiliarse en el país europeo. Buena parte de la oposición bielorrusa ha tomado ese camino ante la creciente presión del Gobierno de Lukashenko sobre los sectores disidentes.

La velocista compitió en la prueba de cien metros durante la jornada del viernes. Al día siguiente, acudió a las redes sociales para transmitir un mensaje de crítica contra los responsables del equipo olímpico de su país. Cabe destacar que Viktor Lukashenko, hijo del presidente bielorruso Aleksandr Lukashenko, actualmente preside el Comité Olímpico. Tras el mensaje, que no hacía alusión al Gobierno de su país, miembros del cuerpo técnico de atletismo se presentaron en su habitación. En la madrugada del domingo, instaron a Tsimanouskaya a preparar su equipaje para ser trasladada al aeropuerto de Haneda. Allí intentaron forzarla a abordar un avión con destino a Minsk.

Ante la negativa de la deportista, la policía local intervino y Tsimanouskaya solicitó ayuda vía Telegram. Por un lado, la bielorrusa pidió asilo político a cualquier país que pudiera ofrecérselo; por otro, instó al Comité Olímpico Internacional (COI) a interceder en su favor. Con la intervención de partidos de la oposición en Japón, la Fundación Bielorrusa de Solidaridad Deportiva -que aboga por los derechos de los deportistas encarcelados por el régimen- y el COI, Tsimanouskaya pudo ser trasladada desde un hotel del aeropuerto hasta la Embajada de Polonia.

Paralelamente, las autoridades ucranianas informaron que el marido de la atleta bielorrusa, Arseni Zhdanevich, ingresó al país. Se estima que desde allí viajará rumbo a Varsovia para encontrarse con Tsimanouskaya. En contrapartida, el Comité Olímpico bielorruso informó la suspensión de la deportista de los Juegos. Según la declaración oficial, la decisión se deriva de su estado emocional y psicológico.

El suceso constituye otro incidente en el proceso de creciente aislamiento internacional de Bielorrusia. Hace algunos meses, el Gobierno de Lukashenko ordenó el aterrizaje de un avión que se dirigía a Lituania a fin de detener al periodista opositor Roman Protasevich y a su pareja, Sofia Sapega. El hecho motivó la imposición de sanciones por parte de la Unión Europea.

Más Noticias
Cargar más