Persisten las tensiones entre Francia y el Reino Unido por el conflicto pesquero

El Gobierno de Boris Johnson advirtió que está dispuesto a invocar el mecanismo de solución de conflictos establecido en el Tratado Comercial que firmó con la Unión Europea en el marco del Brexit. Emmanuel Macron ha dejado en claro que las tensiones en el Canal de la Mancha ponen en entredicho la credibilidad del Reino Unido.

Por un lado, París acusa a Downing Street de incumplir la promesa de habilitación para embarcaciones pesqueras de bandera europea en aguas británicas. De acuerdo con el presidente francés, el acuerdo sobre este punto garantiza el permiso de la explotación pesquera hasta 2026. Por otro lado, el Gabinete británico declaró que Francia está incumpliendo los términos del pacto alcanzado entre Londres y Bruselas tras la salida del Reino Unido del bloque.

Esta semana, las autoridades francesas retuvieron a un barco de bandera escocesa en el puerto de Le Havre bajo el argumento de que navegaba aguas territoriales sin permiso. La acción constituyó una respuesta a los retrasos y trabas a las que están sometidos los pescadores franceses que pretenden renovar sus licencias. Asimismo, el Palacio del Elíseo puso un ultimátum: si la situación no se resuelve antes del próximo martes, Francia prohibirá el desembarco de productos pesqueros de origen británico en todos sus puertos.

París también está dispuesto a reforzar los controles aduaneros y sanitarios de los productos que entren al continente desde el Reino Unido y viceversa, sea por transporte marítimo o terrestre. Una medida tal podría acentuar aún más el desabastecimiento que ya afecta al Reino Unido como consecuencia de la pandemia y del Brexit.

Para Macron, que tiene la mirada puesta en las elecciones presidenciales de principios de 2022, la situación no puede ser ignorada. Los principales afectados son los trabajadores de la industria pesquera de Normandía, una región que en 2017 le otorgó un caudal significativo de votos. A su vez, se trata de una oportunidad para que el mandatario se posicione como vocero de Europa, considerando la salida de Angela Merkel de la Cancillería alemana.

Más Noticias
Cargar más