Estados Unidos y la UE negocian sanciones contra Rusia

Las sanciones que planea imponer Washington en caso de que los esfuerzos diplomáticos para reducir la tensión en la frontera con Ucrania fracasen superan ampliamente aquéllas impuestas a raíz de la anexión de Crimea. La subsecretaria de Estado estadounidense, Victoria Nuland, declaró que las sanciones aplicadas en 2014 fueron graduales y progresivas pero ahora, las medidas propuestas serían rápidas y profundas.

En su gira por Europa, Nuland busca pactar una estrategia común con los socios que Washington tiene al otro lado del Atlántico. En este línea, durante una conferencia de prensa virtual, la subsecretaria recalcó que, de aplicarse, las sanciones implicarán graves costos, aislarán a Rusia y dañarán al pueblo ruso. El Departamento de Estado pretende adoptar las medidas en coordinación con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la Unión Europea (UE).

La guerra en la región ucraniana del Donbás, enfrenta desde 2014 a las Fuerzas Armadas que responden a Kiev contra separatistas prorrusos que son apoyados por el Kremlin. De acuerdo con las Naciones Unidas, ya han fallecido 14.000 personas a causa del conflicto. Washington teme que la situación se agrave y la violencia se incremente si el Gobierno de Vladimir Putin decide tomar el territorio por la fuerza.

A su vez, Nuland hizo referencia al gasoducto Nord Stream 2, que conecta a Alemania directamente con Rusia a través del Mar Báltico. La funcionaria de Administración Biden confirmó que las demoras en la aprobación de la entrada en funcionamiento del gasoducto responden a la situación en Ucrania. De hecho, previo a la salida de Merkel, los gobiernos de Estados Unidos y Alemania acordaron que la evolución del conflicto determinaría el desarrollo del proceso de certificación y puesta en marcha del controvertido gasoducto. Habiendo asumido la Cancillería alemana Olaf Scholz, la Casa Blanca espera que los acuerdos se sostengan a pesar del cambio de mandato.

Más Noticias
Cargar más