Suecia y Finlandia, a un paso de incorporarse a la OTAN

Tras el ataque de Rusia a Ucrania, los países escandinavos han revisado su posición geopolítica y, considerando los escenarios posibles ante un eventual ataque ruso contra su territorio, están dispuestos a sumarse a la OTAN. Finlandia anunció el domingo su intención de entrar en la OTAN, y el partido gobernante de Suecia dio su visto bueno a la candidatura a la alianza atlántica. El Gobierno sueco publicó un informe en el que las autoridades concluyen que la incorporación de ambos países a la Alianza Atlántica supondría una reducción significativa del riesgo para el conjunto de los Estados nórdicos y bálticos. Por su parte, Vladimir Putin ya ha elevado amenazas contra Estocolmo y Helsinki en un intento por disuadirlos de formalizar su vínculo con el bloque occidental en materia de defensa y seguridad.

La preocupación central de estos países parece radicar en el hecho de que, aunque ambos ya cooperan con sus socios estratégicos en lo que hace a la defensa y la seguridad, actualmente carecen de acuerdos que establezcan obligaciones de defensa de carácter vinculante. De este modo, no existen garantías de que ante un eventual ataque ruso Suecia y/o Finlandia recibirán ayuda. Aquí es donde yace el interés por la OTAN dado que el tratado que le dio origen contiene una cláusula de defensa colectiva, que aplica exclusivamente a los miembros de la organización.

En particular, las autoridades suecas plantearon que ya no hay margen para profundizar o estrechar los vínculos con la OTAN o con Europa en un contexto de nula voluntad política por parte de Bruselas para potenciar la agenda de defensa en base a la promoción de la seguridad colectiva al interior del bloque. Paralelamente, la no incorporación a la alianza supondría que tanto Suecia como Finlandia deberán incrementar sus gastos de defensa por encima del 2% acordado por aquellos países que sí integran la OTAN.

Este jueves, el presidente finlandés, Sauli Niinistö, y la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, habían emitido un comunicado conjunto instando al Parlamento a tratar la solicitud de adhesión a la OTAN. La decisión cuenta con el respaldo de la mayoría de los partidos políticos así como también con el aval de gran parte de la población del país escandinavo. Tan solo un día más tarde, Ann Linde y Peter Hultqvist, ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de Suecia respectivamente, presentaron el informe. A continuación, el Gobierno de minoría del Partido Socialdemócrata había convocado una reunión extraordinaria donde se definirá la postura oficial del Ejecutivo sueco. Además, el Parlamento sueco organizó una sesión especial para debatir las conclusiones del informe en cuestión la semana entrante.

Más Noticias
post-image AMÉRICA

Ecuador en crisis

Los legisladores de la oposición -leales al expresidente Correa- han sacado partido de la protesta indígena que golpea al país sudamericano para impulsar la...
Cargar más