Nueva oleada migratoria en Cuba

Foto: AP / Ismael Francisco

La Habana ha vuelto a estar colmada de filas frente a las embajadas de distintos países. A la vez que cientos de cubanos esperan para obtener su visado, se ha registrado un pico en los ingresos ilegales a Estados Unidos. Son múltiples las historias de personas que “se bautizaron” cruzando a nado el río Bravo desde México.

Resulta casi imposible conseguir turnos en los consulados, por lo que muchos eligen pagar cientos de dólares para obtener una entrevista en el futuro cercano incluso si ello no les garantiza acceder a un permiso de entrada. A diferencia de los últimos años, Cuba ahora es víctima de una estampida migratoria. Jóvenes y familias enteras por igual dejan todo atrás y parten rumbo a Estados Unidos por diferentes vías.

Según los datos del Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras estadounidense, entre octubre de 2021 y abril de este año entraron casi 115.000 cubanos de manera irregular. Esta cifra supone el triple de los registros correspondientes al año fiscal anterior. En otras palabras, entre octubre de 2020 y septiembre de 2021 el número de migrantes cubanos alcanzó los 38.500 aproximadamente.

Un factor que impulsó este aumento fue el cambio de política de Nicaragua en noviembre pasado. Desde fines de 2021, el país centroamericano ya no exige visado a los ciudadanos que quieran ingresar. En consecuencia, Managua se ha convertido en la primera escala de un largo viaje que implica cruzar peligrosas fronteras y sobornar a funcionarios hasta llegar al norte de México. En promedio, los emigrados deben afrontar costos de entre 8.000 y 10.000 dólares para llegar hasta allí.

Cabe notar que los 115.000 son solo aquellos que emigraron hacia Estados Unidos. Hay decenas de miles de cubanos que han emigrado a otros países, como España, o que han intentado llegar al gran país del norte en balsa. De hecho, en los últimos cuatro meses alrededor de 1.000 balseros fueron interceptados por los guardacostas estadounidenses. Además, las deportaciones de migrantes ilegales también se incrementaron, alcanzando los 1.300 en lo que va del año.

El deterioro de las condiciones de vida en la isla empuja a los cubanos a buscar una salida. La crisis se agravó profundamente con la pandemia y la inoperancia del Gobierno impide que las reformas económicas lleguen a tiempo para hacer frente a la inflación. El embargo de Washington, causa de todos los problemas de Cuba según La Habana, también hace sentir su peso.

Más Noticias
post-image AMÉRICA

Ecuador en crisis

Los legisladores de la oposición -leales al expresidente Correa- han sacado partido de la protesta indígena que golpea al país sudamericano para impulsar la...
Cargar más